Saturday, 7 May 2011

Ludwig van Beethoven

Viena, 7 de Mayo de 1824 el Teatro de la Corte Imperial "Kämtnertortheater" está
abarrotado de público, nadie se quiere perder el acontecimiento.

El orgullo de la ciudad, el maestro Beethoven presentará lo que sería a la postre su última Sinfonía:

"La Sinfonía N0 9 Op.125 en re menor"

Beethoven no dirige a los músicos, lo hace Michael Unlauf. El espéctaculo comienza. Al llegar al cuarto movimiento se escucha una voz que dice "Oh, amigos no en estos tonos, Entonemos otros más agradables y llenos de Alegría!". La sorpresa preparada por Ludwig se hacía realidad, incorporar los versos de Frierich Schiller y su "Oda a la Alegría". Sería la primera vez que un sinfonía tendrá parte coral.

El coro comienza a cantar, al finalizar la actuación el teatro se viene abajo, los aplausos resuenan
por lo ancho del teatro. Solo una persona no los escucha, támpoco escuchó ni una sola nota o canto esa noche, al menos no con sus oídos, si resonaban en su mente y corazón todos los sonidos de un genio.

Ludwig van Beethoven estaba completamente sordo para ese entonces.

El mismo hombre admirado aunque temido y despreciado por su comportamiento " extrano"
escribio alguna vez :


"Oh, vosotros hombres, que me creeís hostil, reacio y misántropo, cuán injustos sois conmigo! Ignoráis la oculta razón de que os parezca así. Mi corazón y mi espíritu estuvieron inclinados desde mi infancia a los dulces sentimientos del amor...Dotado de un temperamento ardiente y activo, fácil a las distracciones de la sociedad, debí apartarme de los hombres en temprana edad, pasar mi vida solitario. Si algunas veces quise sobreponerme a todo, oh, cuán duramente chocaba con la triste realidad renovada siempre de mi mal! Y , sin embargo, no me era posible decir a los hombres: Hablad más alto, gritad, que soy sordo!..."

Ese mimso solitario y exiliado social, no sabía que esa noche cambiaria la música y el mundo.

La sinfonía No 9 es desde 1972 himno europeo y la única composición musical de la historia declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco.

2 comments:

AMBre said...

Congrats !

Anonymous said...

Muy buena esta ilustración de este monstruo de la música (y el arte), Willie.
Más ilustrativo y menos 'fotorrealista'..
Bravo.